Como mejorar las descripciones de tus productos

Una buena descripción mejora la experiencia de usuario de tu cliente

Dicho con otras palabras, a tu cliente le va a gustar más tu tienda si lo que lee le convence, si encuentra una buena descripción de producto.

Lo primero que debes saber, es que te tienes que convencer a tí mismo.

Párate a leer lo que escribes y comprueba si las descripciones siguen una linea coherente y convincente.

Enamórate de todo lo que escribes y escribe para enamorar.

-Textos perfectamente escritos.

-Todos los detalles del producto.

-Fotos en alta calidad.

Esto es lo básico que debe incluir tu descripción, a partir de aquí vamos a darle vida.

Escribe para tu cliente ideal.

Seguro que tienes algunos clientes que para tí son ideales, perfectos. No te dan problemas, compran sin hacer críticas a los precios ni al producto.

Para ellos tienes que escribir.

Cuando escribes pensando en alguien, ese alguien se va a sentir identificado con tu mensaje.

Escribe descripciones creando su necesidad, tocando sus sentimientos, despertando su deseo.

Usa las palabras clave.

Usa las palabras clave en los títulos y descripciones y haz que aparezcan de manera natural sin entorpecer la lectura. ¿Te has fijado en cuantas veces has leído ya la palabra «descripciones» sin darte cuenta? 😉

Añade a tu texto todas las variantes que conozcas que puedan definir a tu producto. 

Resalta lo importante.

Utiliza la negrita, la cursiva, dale color a tus frases más importantes, crea «cajones» que resalten lo más importante de tu sitio.

Haz que tu cliente sepa realmente lo que ofreces.

Cuenta historias con tus descripciones.

Si describiendo un producto te viene a la cabeza aquella vez en que un cliente te contó lo que le había pasado a su madre mientras probaba tu producto, cuéntalo.

Dale vida a tus descripciones.

Sí, en tus descripciones no deben faltar las medidas, el peso, los materiales, la edad de uso, los certificados de calidad… Todos los detalles técnicos deben estar en tus descripciones.

Pero también puedes hacer que tu cliente se encuentre con algo que no esperaba.

Puedes hacer que se divierta.

Puedes hacer que se emocione.

Hazle sentir que ya tiene ese producto en las manos, que ya lo está oliendo, que ya nota su textura.

Y no lo va a olvidar.

Usa tus valoraciones.

Si tus clientes dejan valoraciones en tu sitio web, añádelas o úsalas en tus decripciones.

Tus clientes en sus valoraciones son los que te van a decir realmente cual es el mayor beneficio que han obtenido con tu producto.

Si vendes colchones y un cliente en su valoración ha escrito «desde que uso este colchón ya no doy tantas vueltas en la cama», esta valoración crea muchísimo más valor y credibilidad que «muelles ensacados individualmente para reforzar el descanso», que yo no sé ni lo que significa.

Deja que yo me ocupe de tu web, para que tú puedas dedicarte a lo que mejor sabes hacer:
Tu negocio

Si lo deseas puedes contactar conmigo aquí.

 

Un comentario

  1. Muy interesante el post, creo que realmente puede funcionar el intertar trasmitir a un cliente una experiencia diferente al leer la descripción del producto a comprar.
    La originalidad prima hoy en dia.
    Haré la prueba 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.